El viaje comenzó un 2 de enero a las 6:30pm salí desde el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón a Florencia en un avión ATR 42 -500B de Aerolíneas Satena que duró más o menos 1 hora y 15 minutos. Debo confesar que ha sido uno de los aviones más pequeños en los que he viajado. También de los que más se ha movido. Pero afortunadamente todo estuvo bajo control.